Menú Cerrar

El libro, la rosa y las galaxias.

Créditos: Reflection Nebula NGC 7129 Spitzer Space Telescope. IRAC.ssc2004-02a-NASA/JPL-Caltech/S.T. Megeath (Harvard-Smithsonian CfA)

¡Feliz día del libro!

En este 23 de abril de 2020 no podemos ofrecerte ni LIBROS ni ROSAS en la calle, no va a celebrarse Sant Jordi, no tendremos fiesta del libro. Lo vamos a dejar para el próximo año y, mientras tanto, podemos levantar la cabeza y mirar a las estrellas para alimentar el espíritu, tenemos el cielo más limpio que nunca y eso sí lo podemos hacer.

Los astrónomos tienen evidentemente otros medios y, mira por dónde, ellos sí tienen ROSAS ahí arriba, entre las estrellas. Aquí mostramos dos imágenes espectaculares de galaxias con formas alucinantes que nos ayudan a soñar.

UN CAPULLO DE ROSA INFRAROJO: Nebulosa NGC 7129.

Un grupo de estrellas anuncia su nacimiento en esta imagen interestelar obtenida con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA. Estas jóvenes y brillantes estrellas se encuentran en una nebulosa en forma de capullo de rosa ( y de color rosa) conocida como NGC 7129. El cúmulo de estrellas y su nebulosa asociada se encuentran a una distancia de 3.300 años luz en la constelación de Cefeo.

Un censo reciente del cúmulo revela la presencia de 130 estrellas jóvenes. Las estrellas se formaron a partir de una nube masiva de gas y polvo que contiene suficiente materia prima para crear mil estrellas similares al Sol. En un proceso que los astrónomos aún no comprenden bien, los fragmentos de esta nube molecular se volvieron tan fríos y densos que colapsaron en estrellas. Se cree que la mayoría de las estrellas en nuestra galaxia, la Vía Láctea, se forman en tales cúmulos.

La imagen del telescopio espacial Spitzer se obtuvo con una cámara infrarroja, sensible a este tipo de luz, invisible en longitudes de onda que son aproximadamente diez veces más largas que la luz visible.

Las estrellas se formaron a partir de una nube masiva de gas y polvo que contiene suficiente materia prima para crear mil estrellas similares al Sol.

Como en cualquier guardería, entre las estrellas recién nacidas también reina el caos. Dentro un breve período astronómico de un millón de años, las estrellas han logrado hacer explotar una gran burbuja irregular en la nube molecular que una vez las envolvió como un capullo. El tono rosa pálido se produce por los brillantes granos de polvo en la superficie de la burbuja que se calienta por la intensa luz de las estrellas jóvenes incrustadas. Al absorber los fotones de luz visible y ultravioleta producidos por las estrellas, los granos de polvo circundantes se calientan y reemiten la energía a las longitudes de onda infrarroja más largas que han sido observadas por el Spitzer. Los colores rojizos trazan la distribución del material molecular que se considera rico en hidrocarburos.

Como en cualquier guardería, entre las estrellas recién nacidas también reina el caos. Dentro un breve período astronómico de un millón de años, las estrellas han logrado hacer explotar una gran burbuja irregular en la nube molecular que una vez las envolvió como un capullo.

La fría nube molecular de fuera de la burbuja es principalmente invisible en estas imágenes. Sin embargo, tres estrellas muy jóvenes cerca del centro de la imagen están enviando chorros de gas supersónico a la nube. El impacto de estos chorros calienta las moléculas de monóxido de carbono en la nube, produciendo la intrincada nebulosa verde que forma el tallo del capullo de la  rosa.

No todas las estrellas se forman en racimos. Lejos de la nebulosa principal y su cúmulo joven hay dos nebulosas más pequeñas, a la izquierda y al fondo del "capullo de rosa" central, cada una con un vivero estelar con solo unas pocas estrellas jóvenes.

Los astrónomos creen que nuestro propio Sol puede haberse formado hace miles de millones de años en un cúmulo similar a NGC 7129. Una vez que la radiación de las nuevas estrellas del cúmulo destruye el material “placentario” circundante, las estrellas comienzan a separarse lentamente.

UNA ROSA DE GALAXIAS: Arp 273

Esta imagen es de un par de galaxias interactuando entre sí llamadas Arp 273.

Para celebrar el 21º aniversario del lanzamiento del Telescopio Espacial Hubble, de las agencias espaciales NASA y  ESA, los astrónomos del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland, apuntaron el ojo del Hubble a un par de galaxias interactivas especialmente fotogénicas. La imagen se publicó el 20 de abril de 2011 a las 15h.

Créditos: NASA, ESA and the Hubble Heritage Team (STScI/AURA). Imagen original de ESA/Hubble (M. Kornmesser), distorsionada y coloreada por NN.

La forma distorsionada de la mayor de las dos galaxias muestra signos de interacciones de marea con la menor de las dos. Se cree que la galaxia más pequeña ha pasado a través de la más grande. La galaxia espiral más grande, conocida como UGC 1810, tiene un disco distorsionado en forma de rosa, por el tirón de marea gravitacional de la galaxia compañera de abajo, conocida como UGC 1813. Esta imagen es un compuesto de datos de la Hubble Wide Field Camera 3 tomados el 17 de diciembre, 2010, con tres filtros separados que permiten una amplia gama de longitudes de onda que cubren el rango de luz ultravioleta, azul y roja del espectro. Hubble se lanzó el 24 de abril de 1990, a bordo de la misión STS-31 del Discovery. Los descubrimientos del Hubble han revolucionado casi todas las áreas de la investigación astronómica actual, desde la ciencia planetaria hasta la cosmología.

La forma distorsionada de la mayor de las dos galaxias muestra signos de interacciones de marea con la menor de las dos. Se cree que la galaxia más pequeña ha pasado a través de la más grande. 

Sobre el objeto: Arp 273 pertenece al Grupo Local  y son dos galaxias interactivas UGC 1810 y UGC 1813 que se encuentran a 300 millones de años luz dentro de la constelación de Andrómeda. Se pueden observar más ejemplos dentro de la categoría "Aniversario" de Hubble.

Somos una Comunidad de AUTORES literarios, científicos y artísticos, nos gustan los libros, el arte y la ciencia y hemos creado esta asociación para favorecer la creación, la publicación y la difusión de las obras de nuestros autores.

La divulgación de la ciencia y de la tecnología es una de las áreas que queremos apoyar. Los profesionales de la ciencia y los que trabajan en tecnología tienen en Comunidad de AUTORES un espacio que les permite editar y publicar sus obras ayudándoles en la difusión de las mismas. El conocimiento es su principal activo y hay que mostrarlo.

Te invitamos a escribir, prueba a contar sobre lo que te apasiona. Nosotros te ayudamos a publicar y difundir tu obra. Contacta y te informamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *